La literatura es...

LA LITERATURA ES...

El arte que utiliza como instrumento la palabra.
Y para mí la palabra es la herramienta
más poderosa que tenemos los seres humanos.
Es la llave maestra que abre todas las puertas.
Sin ella no seríamos "nada";
con ella lo somos "todo" porque podemos
expresar nuestras ideas, pensamientos, sentimientos...
podemos conocernos a nosotros mismos,
a los demás; sentir placer y un sin fin de emociones...; viajar, descubrir el mundo,
nuestro entorno; comunicarnos; compartir experiencias, conocimiento, cultura... y
"SOÑAR, SOÑAR SIEMPRE QUE TODO ES POSIBLE".

Yo, con la palabras puedo crear poesía,
relatos, cuentos... hacer que los personajes
cobren vida y vivan su propia historia.
Puedo construir el mundo que yo quiera
y plasmarlo en letras.

Con la literatura puedes leer, escribir y romper fronteras.
"PERMÍTETE SOÑAR Y DERRIBA TUS PROPIAS BARRERAS"

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Es Tiempo...


Silencio
Calma y
Serenidad

Es tiempo de Paz
Sosiego y tranquilidad

Alboroto
Juerga y
Desorden

Es tiempo de recitar
Villancicos y canciones

Luces
Colores
Sonidos

Es tiempo de magia
de encantamiento y hechizo

Regalos
Juguetes y
Sueños

Es tiempo de ilusión
En mayores y pequeños

Turrón
Mazapán
Y nueces

Es tiempo de compartir
Todo cuanto desees

Sonrisas
Abrazos
Y besos

Es momento para el amor
Y lugar para el reencuentro
¡Abre tu corazón sin miedo!
Y muestra tu lado más tierno...


OS DESEO LO MEJOR PARA ESTAS FECHAS
EN COMPAÑIA DE VUESTROS SERES MÁS QUERIDOS

¡¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!!!!!!!


miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sin tiempo para el amor

La monotonía de los días
Asfixiaba cada rincón
No había tiempo
Ni siquiera para el amor

Cada espacio
Cada momento
Podía ser tentador
Pero no había tiempo
Ni siquiera para el amor

Tardes, noches...
Y mañanas de dos
Terminaban vacías
... Faltaba el calor
Y es que, inevitablemente
No había tiempo para el amor


 Todo ser, deja hueco en el corazón
y dispone de tiempo para el amor
¿Qué es lo que le sucede a ellos dos?
 

domingo, 31 de octubre de 2010

“In Memoriam”

 No recordaba haber oído que su estado era grave. Ella apenas era una adolescente con pocas nociones de vida, más allá, de unos tantos libros.
Sin embargo él, maestro en sabiduría, se debatía entre la muerte y la vida. Siempre luchando por sobrevivir a tan tremenda agonía.
Él preso, ella libre. Libre por no saber.
No obstante, desconocía la mala noticia. Ni ella ni su hermana tenían constancia de ella. Y creía que la existencia, fuera de aquellas cuatro paredes, era de color de rosa.
Ella presa y él libre. Libre al ser no ser consciente.
La situación era tensa. El diagnóstico del médico no era alentador. Las caras largas con miradas tristes. Esperaban un milagro mientras su cuerpo se consumía.
Ella quería verle, deseaba sentir su presencia. Se acercó a él  y su corazón dio un vuelco. No le conoció a primera vista. Pero sí, dijo que era él.
Postrado en una cama, entubado por todo el cuerpo, con el pelo blanco y extremadamente delgado. Se quedó mirándolo fijamente durante un tiempo. La chica no reaccionaba. Había recibido un fuerte impacto que la había dejado paralizada. Por un momento no supo quién era ni dónde se encontraba.
Cuando ella volvió en sí, quiso abrazarle y demostrarle cuánto le quería. Transmitirle su fuerza. Inyectarle una dosis de vitalidad. Lo intentó pero no pudo. Sintió pena por él pero no lloró. Nunca imaginó verle en ese estado; lo hizo para cerciorarse de que aún tenía aliento. No quería perderlo pero sentía que se lo llevaban. El cáncer le arrancaba una parte esencial que nunca más le devolvería.
Tan joven, tan niña, tan inocente...que ya no volvería a ser la que era. Experimentaría el dolor, la amargura, la soledad, la tristeza... La dejarían en un luto permanente.
Un atisbo de mejora le hizo recuperar la esperanza pero desafortunadamente solo fue un espejismo porque el destino decidió que aquel fatídico nueve de enero, escribiera, su última página. Cerró los ojos y la dejó para siempre. Aunque siempre vivirá en su memoria.

jueves, 30 de septiembre de 2010

VESTIGIOS DE TIEMPOS DIFÍCILES

Y así, sin más, me lo contaba la voz de la experiencia. Yo no era nadie para ella y sin embargo, era su confidente. Sus palabras no tenían dolor a pesar de haber albergado tanto sufrimiento. Y aunque la vida le había premiado con muchas alegrías, aún tenía una pena en su interior. Y es que su infancia había sido realmente dura. Hija de padres humildemente trabajadores y la menor de cuatro hermanos, quedó huérfana de padre al poco tiempo de nacer. Era muy pequeña para comprender que en tiempos de Franco no había piedad, que su padre se había ido al cielo y que a partir de ese momento su vida llegaría a ser, lo que no había conocido. A su madre se la llevaron presa y era su única protección. No pudo elegir y su destino fue creer que no tenía más padre y madre que los que la habían criado. A los 9 años se enteró de que, la señora que todos los días las visitaba desde lejos, era su madre biológica y sus hijos; sus hermanos de sangre pero desgraciadamente sólo eran conocidos para ella, porque la vida no había querido, que esa fuera su verdadera familia. Así, a sus 74 años me lo contaba como parte de su pasado; un pasado que había marcado para siempre, su presente y su futuro. ¡Ahora vive con sus recuerdos, vestigios de tiempos difíciles!

viernes, 27 de agosto de 2010

CARTAS A MI AMOR

Quisiera que en estos momentos estuvieras aquí cerca para sentir como mi corazón late. Yo lo escucho en silencio y lo oigo quejarse, dice que triste se siente y que de pena morir puede.
Está encarcelado, preso y bajo el mando de un amo muy poderoso que lo tiene dominado; es tu amor mi soberano.
Necesito que vuelvas pronto; mi alma se está marchitando. Se derrumba, se lastima y sufre demasiado. Tú sabes cuidarla con tu presencia, sabes tratarla con tus palabras y mimarla con tus caricias. Si no estás, noto tu ausencia.
Mi espíritu vibra al verte y es como el viejo árbol que nunca muere. Aquel que necesita la luz, el agua y la tierra para ser fuerte y crecer dirección al cielo, como gozo de vida alegre.

Eres como luz potente, tierra fértil y agua corriente…Eres un rayo de luz cuando no se ve, eres como aquella tierra que me vio nacer, eres un sorbo de agua que me quita la sed. Eres… todo lo que necesito para ser mujer, para ser, lo que quiera ser.
Contigo puedo volar y hasta las estrellas más lejanas alcanzar. No hay oscuridad ni tristeza cuando tú estás. Ni nada que mi felicidad pueda empañar.
En las noches, te veo suspirar, bajito me sueles nombrar y hasta conmigo intentas soñar. Pero entonces te quedas dormido y soy yo, quien se atreve a mirar...

miércoles, 28 de julio de 2010

"DULCE DESPERTAR"... Os desean Ana Esmeralda P. Recuenco y Lorena Cano Vázquez. Gracias por este proyecto amiga.



Miro tu rostro anclado en mi almohada,
escucho rezumar sublime tu respiración;
soy un humilde caballero sin capa ni espada
venerando los rincones de tu corazón.

La tibieza de tu cuerpo endulza el aroma
del café recién hecho y tostadas para dos,
tus ojos son la luz que me guía en la zozobra
en este domingo ebrio de tu amor.

Siento que tus manos tocan el pálpito de mi pecho
Y acercas tu oído hasta lo profundo de mi interior
Notas como, a cada paso, se acelera desbocado
Es un latido de fuego, fuego ardiente en pasión.

La presencia de tu compañía colma el espacio
De este nido en el que estamos solos tú y yo
Soy ferviente esclava de tus dulces labios
Custodiando los besos que me robas, ladrón.

...Y creo estar dormida viajando entre sueños
Cuando al instante, desvelo y siento el deseo
De tocar el calor que deja tu cuerpo
Y sentir, no muy lejos, tus brazos abiertos

.... Y en cada despertar tomas mi mano,
mientras tu belleza insolente abruma mi ser;
me tornas en tu loca enamorada
cuando musitas "Eres con quien siempre soñé".

viernes, 9 de julio de 2010

"PISADAS"


Pies que caminan sin rumbo
No tienen norte ni sur
Van donde les lleve el viento
Van donde les digas tú

Pies que no tienen dueño
Ni amo ni carcelero
Son libres de las cadenas
Que puedan atarle al cuepo

Pies que andan descalzos
Por un mundo lejano
Atrás, dejan recuerdos
De un tiempo pasado

Pies que no tienen guía
Ni señal que les conduzca
Hacia una meta de vida
Hacia una meta futura.

martes, 29 de junio de 2010

"A Contracorriente" de la voz de la experiencia de Lía González y de mi puño y letra



Despertó el sol de mañana
La Tierra estaba dormida,
el agua se despeñaba
tu mente estaba perdida,
y pensaba lo que fue
y lo que ya no podría.

En lo que podría ser
porque el mundo no quería,
porque no quería que fuera
una mente libre,
como el sol de cada día
el que despierta soñando,
y soñando...
nos vuelve a dejar la vida.

Amaneció la luz del mundo
El universo quedó enmudecido
El fuego ardía en llamas
Tus ojos estaban heridos
Y buscaban encontrar
Aquello que habían perdido.

Algo nunca acertado
Porque el corazón no quería
Porque no quería que vieran
Tanto dolor encerrado
Como el de una lágrima viva
Que en la mejilla nace llorando
Y llorando...
Muere marchita.

martes, 22 de junio de 2010

ADELANTE


Claman sonidos de algarabía
A lo lejos, ladridos de jauría
La noche está serena y fría
Y ella, asomada al mundo
Con la mirada perdida...

Analiza cada vil paso
Y recorre cada esquina
Buscando un visible destino
Esquivando caprichos de vida

Tiene miedo de ser víctima
De caer y verse herida
de, en el camino, ser abatida
y abandonar la meta querida

Pero no mira atrás,
Se adelanta y pisa fuerte
Es consciente de que en presente
Asumir el riesgo siendo valiente
Puede dictar firme sentencia
en el juego de la existencia. 

jueves, 10 de junio de 2010

LA VOZ DE TU MUNDO (Creado por la escritora y amiga Chusi Comes Alfara y por mi plumalviento)
















Cuándo calle un mundo,
haz voz de tu interior,
cuándo calle otro mundo,
tu fuerza será maleta en mano,
haz entonces de un sueño...creciente día,
llena los minutos con una sonrisa,
el mundo de nuevo despertará..
...de nuevo en el primer vagón, viaje interior.

 Cuando todos callen
Eleva tu desgarradora voz
Despliega tus alas...
Y lleva el viento a tu favor
Deja en cada página...
Una letra y a cada paso,
Una profunda huella.

Blanco lienzo del silencio
empieza entonces a crear una letra,
la escritura de aquel lejano sueño imprime tu alma,
tu aura le gime a la noche,
haces fuego alrededor haciendo en ti un mundo mejor.

La brisa del crepúsculo acaricia tu rostro
Mientras tus pupilas permanecen clavadas en el horizonte
No hay nada que te impida bailar descalza sobre la marea blanca
Ni que tu silueta se dibuje transparente sobre la luna de plata
El viento es la pluma que anota los versos en la arena dorada
Y la tinta... la tinta es el eco de tus aterciopeladas palabras.
 

viernes, 4 de junio de 2010

INSTINTO FIEL


                                                  No te basta con una mirada
ni si quiera el caer de una lágrima
¿Es que acaso todo lo son las palabras?

No hacen falta lágrimas
para que los ojos lloren

No hacen falta heridas
para que la piel sangre

No hacen falta suspiros
para que el alma lamente

No hacen falta caricias
para que el cuerpo tiemble

No hacen falta besos
para que el corazón se acelere

Recuerda que:

No me hacen falta palabras
que te de tu boca se asomen
Porque puedo leer en tu ojos
lo que tus labios esconden.

lunes, 31 de mayo de 2010

UNIDOS POR UN PRESAGIO

3ª PARTE

La suerte de Leonardo era ahora incierta, un caballero lo llevaba en su carruaje, cabalgando velozmente entre los árboles y dirigiéndose hacia un paradero desconocido. El pequeño lo miraba atentamente y no lloraba, pareciera como si no se hubiera dado cuenta de aquel extraño cambio y con normalidad era conducido al “reino de Sirivijaya”; un reino que llevaba el nombre de su propio rey. Un rey poderoso y muy sabio. 

Leonardo miraba en todas direcciones, el carro continuaba moviéndose y zarandeando al niño. Quieto y tranquilo observaba su alrededor. 
Se adentraban en parajes desconocidos, insólitos y lúgubres. Un camino les conducía hacia un castillo de torres elevadas y adornadas con ventanas. Era una fortaleza lujosa propia de una poderosa realeza.
La neblina del lugar envolvía a aquel caballero y una bruma espesa atípica en una noche de verano, hacían, que a cada paso, desaparecieran entre tan tremendo oleaje. El camino estrecho y angosto precipitaba al caballero a su destino. Tras una larga cabalgata, el caballo se detuvo a los brazos del castillo. Su sombra hacía fiel reflejo en el agua del río y el caballero aguardaba impaciente la llegada del guardián de los portones.
                                                    Continuará...

domingo, 23 de mayo de 2010

ABSURDA LOCURA


Cuando pierdas el brillo de la tez
Y tus ojos se vuelvan ausentes
Habrás perdido la razón de ser
La cordura, la sensatez

Cuando tus piernas no caminen
Y tus pies sufran descalzos
Habrás querido que el trayecto
Te venza en el primer intento

Cuando tu corazón te arreste
Y tu alma te encarcele
Habrás renunciado a la vida
Y te abandonarás a la suerte

Cuando tu pluma sea huérfana
Y tus letras estén desnudas
Habrás dejado morir en ti
Tu belleza, tu locura

 

Sólo te quedarán recuerdos
De un pasado, de un ayer
Al que quisieras volver
Pero anclada al presente
No podrás renacer.

martes, 18 de mayo de 2010

Espíritu Libre (A duo con el escritor argentino Marcos Menegozzi)



EN EL MOMENTO
EN QUE TODO ME SUCEDE,
EL TIEMPO YA NO ME SOSTIENE,
NI SU FANTASMA.

SOY LIBRE Y PUEDO ELEGIR
YA NO ME ATAN LAS CUERDAS
NI MIRO TRAS LAS CANCELAS
AHORA TENGO LA PUERTA ABIERTA
Y NO DEJARÉ QUE ME DETENGAN

EN EL OJO DEL VIENTO
HARÉ HOLOCAUSTO DE MIS ALAS
Y TODO LO QUE VUELA
ME SERÁ INSIGNIFICANTE.
AHORA SOY OTRA COSA.

AHORA SOY LIBRE
Y NO TENGO LÍMITES
NADA PUEDE IMPEDIRME
SUBIR HACIA EL EMPÍREO
O BAJAR HASTA EL AVERNO
SOY EL DUEÑO DE MIS ACTOS
Y DE MI VIDA, AMO Y SOBERANO

jueves, 13 de mayo de 2010

UNIDOS POR UN PRESAGIO

2ª PARTE

Días después del parto y tras haber abandonado el dolor; meditaba cómo sacaría adelante a sus pequeños. Por el momento tendría que afrontarlo ¿pero...cómo? quizás lo que le esperaba era peor de lo que ella preveía.

Los pequeños pasarían tiempos difíciles, tiempos de hambre y desolación hasta que alguien quisiese apiadarse de ellos o quizás, hasta que los duros momentos por los que atravesaban, se quedaran atrapados por siempre en el pasado y el futuro les ofreciera una vida mejor. Mientras tanto, aunque no bien nutridos, crecían y al ritmo que crece la hierba, se iban haciendo mayores.

Solían jugar frente a la casa y desde cerca su madre los divisaba. Pero hubo un día en que tuvo que alejarse en busca de agua y desde la distancia vio pasar un carruaje a gran velocidad, uno que paró un instante y desapareció. Aparentemente era normal, era una zona transitada pues por allí discurría el camino al pueblo.

Cuando la madre regresó para vigilarlos, solo encontró a un pequeño en el lugar donde habían dejado a ambos. Rápidamente la madre comprendió que aquel carro con caballos se había llevado a Leo. Ésta desesperada y sin pensarlo, comenzó a correr tras él, con el otro en brazos, gritando irritada sin hallar respuesta; era evidente que alguien quería hacerle daño y arrebatarle la vida que con aquel pequeño se iba.

No sirvió de nada correr, ni gritar, nadie la oyó. Ahora nada tenía consuelo para ella, nada, salvo tener al lado a su pequeño. Quería pensar que nada de eso le había sucedido pero por su mente sólo vagaban pensamientos cargados de culpabilidad, de impotencia, de rabia y desesperación.

Exhausta y lastimada, regresaba a casa. Su dolor era tan grande, tan profundo...le habían arrancado el corazón de su pecho, le habían arrebatado lo que más quería.

Intranquila, daba vueltas de un lado a otro, estaba herida. Pensar en encontrar ayuda la consolaba por instantes. El instinto la llevó a buscarla y ésta iba ya en su auxilio pues sus gritos habían hecho eco. Ahora también el padre lloraba la perdida de un hijo, que quien sabe donde pudiera estar.

Continuará...

viernes, 7 de mayo de 2010

UNIDOS POR UN PRESAGIO.

1ª PARTE

Fuera de cualquier punto imaginable de la mente humana, se desarrolla algo parecido a un laberinto, una historia sin principio ni fin, llena de entradas y salidas en las nunca sabrás lo que te vas a encontrar.

Así, con miles de puertas de entrada y salida era la mansión de “Los Elegidos”. Una casa palaciega de medidas inmensurables con cierto aire místico. En ella vivía una familia compuesta por el momento, por tres miembros, pero no tardarían en aumentar su prole porque esperaban gemelos para la próxima primavera.

Habitaban en una pequeña aldea y la población se distribuía en torno al centro de la misma. A excepción de esta familia; que vivía alejada del núcleo urbano por cuestiones económicas. Curiosamente vivían en la casa más grande de toda la aldea, era sin duda la mejor de por allí. Cuentan que vivían en ese lugar porque no podían acceder a otro mejor y es que esa casa era un tanto peculiar.

La familia tenía una hija pequeña a la que alimentaban como podían y que les suponía bastantes gastos. Era evidente que no era una época propicia para el nacimiento de otros dos más. No obstante se las arreglarían para sacar a toda la familia adelante pues presumían de ser gente ahorradora y trabajadora.

A medida que el tiempo pasaba, la niña crecía y la familia sobrevivía, a duras penas, pues el invierno había hecho estragos y carecían de provisiones. La familia no estaba preparada para dar la bienvenida a dos hijos más, no contaban con los recursos suficientes para atenderlos.

Llegado el momento, la madre dio a luz en unas condiciones deplorables; una condiciones que pudieron haberse cobrado tres cuerpos. Sin embargo, los llantos rompieron el silencio embriagador; unos llantos que anunciaban vida. A la luz de los presentes, dos pequeñuelos varones exactamente iguales, aparentemente sin ninguna marca de diferencia. Una casual y extraña coincidencia. La madre les adjudicó por nombre Leonardo y Romualdo.
 Continuará...

miércoles, 28 de abril de 2010

DESENLACE

Y dio a luz, entre los escombros, a un precioso niño. Su pequeño cuerpecito se encogía con el frío de la mañana. Quiso arroparlo pero no tuvo con qué. Y entre unos cuantos trapos andrajosos lo envolvió. Lloraba e hizo el amago de darle el pecho. Tuvo la tentación de dejarlo allí, a esperas de que alguien lo recogiera, pero no tuvo el valor. El lazo que los unía era más fuerte que la propia tentación, pues lo había llevado en sus entrañas. Y si allí, lo hubiera despojado, la muerte se lo habría llevado.
Errabunda, caminaba con él en los brazos y pedía limosnas para sobrevivir, para amamantar a su chiquillo pero no halló respuesta, nadie escuchó sus alaridos de dolor. Y siguió recorriendo calles y callejones en busca de una ayuda que nunca llegaría.
Desamparada, buscó un hueco en el que poder cobijarse de la noche. Había oscurecido y la luna blanca alumbraba como un potente faro de luz. La criatura miraba a su madre con ojos deseosos, esperando recibir un poco de mimo. Una caricia, un beso que le demostrara cariño y afecto. Sin embargo, nada de eso recibió tan solo duras palabras de desaprobación y reproche. Era evidente que el mundo no lo recibía con los brazos abiertos sino que lo acogía con dureza a pesar de analizar la fragilidad de su cuerpo casi desnudo. Instintivamente comenzó a llorar, esperando que alguien callase su boca con un poco de alimento pero se cansó de tanto sollozo y hasta las lágrimas se le secaron. Después de largo rato se calmó pero el hambre no se sació.

Y las primeras luces del día los sorprendieron en un rincón húmedo y fresco como la mañana, a ella la encontró dormida y al pequeño... con los ojos bien abiertos, temblando de frío y medio moribundo, pues ya llevaba horas sin probar bocado.
Una sirena de alarma les despertó y les anunciaba, con sonido estridente, que debían abandonar su refugio. Se levantó de aquel recoveco, cogió al niño casi sin fuerza y huyó de aquel escondrijo. Consiguió huir sin ser vista y atajar callejones hasta estar segura de no ser perseguida. El bebé comenzó a llorar, intentó callarlo con algunas provisiones que había robado por el camino, pero no pudo. Le tocó la frente y creyó que tenía fiebre. Su delicada piel ardía y comenzó a ponerse nerviosa, no sabía que hacer. El pequeño había pasado hambre y frío y ahora estaba enfermo. Se culpó por no haberlo abandonado antes, por no haber tenido el valor para hacerlo y aunque sabia que no era la mejor opción, no tenía alternativa. El miedo de ser encontrada y devuelta a la cárcel estremeció su cuerpo y le hizo pensar donde dejar a la criatura. Tenía que ser cautelosa y no levantar sospechas. Tapó al niño con unos trapos y se dirigió al otro lado de la ciudad. Llamó a la puerta de un caserón y salió corriendo. El niño lloraba a los pies de un centro de acogida que haría las funciones de una familia adoptiva. Fin

lunes, 26 de abril de 2010

Capricho de Mujer

Sus gritos y sollozos se oyen demasiado
en cambio él, se queda callado
y en silencio permanece escuchando
de dónde procede ese triste llanto

entonces nota su corazón apenado
sin guía, sin rumbo y desesperado
y se decide a arroparla con un abrazo
y a mecerla tiernamente en su regazo

De repente oye que ya no suspira
la mira y ve que está dormida
acaricia su rostro de niña tranquila
y le da un beso en su tierna mejilla

sábado, 17 de abril de 2010

Sensaciones


Hacía tiempo que no le veías
Que no hablaba contigo
Ya ni te acordabas
De aquellos otros días

De repente le viste pasar
No te pudiste contener
Y ¿por qué no hablar
Como dos viejos amigos
Que se volvían a encontrar?

Tras una corta conversación
Notaste una extraña sensación
De luz, energía, paz interior
Es como si él tuviera un don
que causó en ti una impresión

Unos gestos, una sonrisa, palabras
Que mantenían tu mente ocupada
Y dejaban a tu voz quebrada
Y a tu alma embelesada

Vi tu cuerpo temblar
Tus manos sudar
Tu corazón palpitar
Es que acaso mujer
¿Te volviste a enamorar?

martes, 6 de abril de 2010

Estados de Ánimo

Eres consciente de todo lo que ocurre a tu alrededor y sin embargo ríes.
Regalas a la vida una sonrisa macabra porque no sabes cuando te va a devolver un golpe negro que deje una marca en tu cara.
A veces tienes cuanto deseas para ser feliz, y sin embargo lloras.
Prestas unas lágrimas de cristal porque crees que se van a romper y ya nunca más, en ti, volverán a nacer. A pesar de saber que volverás a caer.
Estás sosegada. No obstante, tu corazón late incesantemente. Tienes miedo, tu mirada te delata.
Te sientes inquieta, lo sé pero duerme tranquila porque que ya no llamará más a tu puerta. Ten la certeza de que no volverá. Y deja que tu cuerpo y tu alma vivan en paz.

martes, 30 de marzo de 2010

Nadie como tú misma


Nadie como tú misma para emprender
Ese camino que siempre soñaste
O para retomar el que un día dejaste

Nadie como tú misma para entender
Lo que en tu bello interior nace
Y que sin darte cuenta florece
hasta que un dia, desaparece

Nadie como tú, para expresar
Para creer, para soñar
Y darle a tu vida el sentido
Que tú misma le quieras dar

Nadie como tú, conoce tus sentimientos
Desvela tus pensamientos
Ni está dentro de ti
Ni se imagina ni tan si quiera,
Cómo eres por dentro, cómo eres por fuera.

martes, 23 de marzo de 2010

Tu partida


Tu partida me deja vacia
me quedo sin alma
me siento fría.

Cuando te vas de mi lado
pierdo el norte,
pierdo el faro,
y no puedo manejar sola
el timón de este barco

Tu partida me detiene
Y mi corazón que es grande
Lentamente, se empequeñece.

Y comienza a sentirse solo
Desprotegido y desorientado
No olvides amigo estimado
Que este espíritu loco
necesita sentirse amado

martes, 9 de marzo de 2010

NUDO


Y dio a luz, entre los escombros, a un precioso niño. Su pequeño cuerpecito se encogía con el frío de la mañana. Quiso arroparlo pero no tuvo con qué. Y entre unos cuantos trapos andrajosos lo envolvió. Lloraba e hizo el amago de darle el pecho. Tuvo la tentación de dejarlo allí, a esperas de que alguien lo recogiera, pero no tuvo el valor. El lazo que los unía era más fuerte que la propia tentación, pues lo había llevado en sus entrañas. Y si allí, lo hubiera despojado, la sombra de la muerte se lo habría llevado.Errabunda, caminaba con él en los brazos y pedía limosnas para sobrevivir, para amamantar a su chiquillo pero no halló respuesta, nadie escuchó sus alaridos de dolor. Y siguió recorriendo calles y callejones en busca de una ayuda que nunca llegaría...



Desamparada, buscó un hueco en el que poder cobijarse de la noche. Había oscurecido y la luna blanca alumbraba como un potente faro de luz. La criatura miraba a su madre con ojos deseosos, esperando recibir un poco de mimo. Una caricia, un beso que le demostrara cariño y afecto. Sin embargo, nada de eso recibió tan solo duras palabras de desaprobación y reproche. Era evidente que el mundo no lo recibía con los brazos abiertos sino que lo acogía con dureza a pesar de analizar la fragilidad de su cuerpo casi desnudo. Instintivamente comenzó a llorar, esperando que alguien callase su boca con un poco de alimento pero se cansó de tanto sollozo y hasta las lágrimas se le secaron.

jueves, 4 de marzo de 2010

Romanticismo

Una noche de luna, al calor del fuego y bajo la luz de las velas, tuve la sensación de estar viviendo un sueño. A ras de suelo pero sobre una manta, disfrutábamos de un ambiente plenamente romántico que nos transmitía paz, espiritualidad y una energia pura que inundaba nuestras almas. Sentimos la necesidad de brindar por estar juntos y por tantos años de amor. Descorchamos una botella de champán y bebimos hasta perder la razón. A penas me había quedado dormida cuando noté tus manos sobre mi espalda, rozando mi suave piel. Una vez más, te habias acordado de darme ese masaje que tanto me gustaba.
Más prefiero sentirte así, que cuando salen de tus labios palabras de menosprecio o cuando en tus ojos leo un reproche o un despecho.

sábado, 27 de febrero de 2010

Esperanza Alegre

De día, de noche y en sueños… la espero. Miro por la ventana, veo la calle y aún la espero. Llueva o nieve, la espero. Y creo que en ocasiones, la siento.

Una tarde de sombras, aislada en un rincón, pensaba que era una de esas tardes negras que hacían oscuridad en una vida de luz. No esperaba recibir visitas, no esperaba a nadie que me animara ni alegrara. Entonces decidí hacer caso omiso a la llamada que azotaba fuertemente mi puerta. No quise contestar. Los golpes seguían sonando en la madera y se trasladaban al interior de la estancia, convertidos en eco ensordecedor. Por un momento pensé que alguien querría darme una noticia y me apresuré a abrir.
Tras la puerta descubrí a una señora, vestida de verde oscuro y con la cara oculta bajo una capa. Trato de darme una crónica que al escuchar no entendí. Mi mente estaba demasiado obsesionada como para leer ese mensaje tan cifrado. Le dije adiós, cerré la puerta y entré.
Dejé el sobre en un estante, sin prestarle ni la más mínima atención; yo seguía absorta entre mis pensamientos, sin llegar a ninguna conclusión cuerda.
Llegó la noche, tomé un vaso de leche caliente y me acosté. Rápidamente me quedé dormida pues la jornada había sido demasiado espesa.
Por la mañana cuando me levanté, vi el sobre encima del estante donde lo había dejado. Entonces lo abrí y leí el contenido de aquellas ligeras letras.

“Mi querida Amiga. Supe que no entenderías lo que mis labios vinieron a decirte, ni lo que mi corazón quiso transmitirte pero yo soy alma pura, limpia y transparente. Soy la que tu espíritu inquieto merece y para todos… la última que se pierde.”

Visto de verde y soy... ¡Esperanza Alegre!

viernes, 19 de febrero de 2010

Blanca Soberana


La vi de lejos y a ella quise acercarme un día
Pero kilómetros de distancia me lo impedían
Sin embargo, mi cuerpo impávido sentía
Que al tocarla, la vida me devolvería

Y puse la huella en camino estable
Para andar senderos desde a pie de calle
Y adentrarme allí donde pura y limpia nace
Allí donde vestida de novia, luce su blanco traje

Ansiaba descubrir una indómita belleza
Saborear con tacto, olores de la naturaleza
Que mis ojos se nublasen ante tanta lindeza
Y que mis oídos escuchasen esa nobleza

A cada paso, silencio y letras
Contraste entre agua y tierra
Oposición luz y tiniebla
Y un tesoro a ciegas:
La flor de tormenta
Que dormitaba bella
A los pies de la dueña

Mi cuerpo cansado
Tocado se derrumbaba
Hasta yacer debilitado
Sobre la escarcha nevada

A poco metros de la meta
Y casi sin fuerzas
Conseguí arrastrarme
Para tocar su trenza
Y hacer con sus cabellos
Una aderezada senda

Entonces sentí un gran impulso por avanzar
Un deseo enorme por un sueño hacer realidad
Y logré asomarme allí donde la aurora puede brotar
Al lugar exacto donde la soberana paloma alcanza a volar.

viernes, 12 de febrero de 2010

COMIENZO

Y dio a luz, entre los escombros, a un precioso niño. Su pequeño cuerpecito se encogía con el frío de la mañana. Quiso arroparlo pero no tuvo con qué. Y entre unos cuantos trapos andrajosos lo envolvió. Lloraba e hizo el amago de darle el pecho. Tuvo la tentación de dejarlo allí, a esperas de que alguien lo recogiera, pero no tuvo el valor. El lazo que los unía era más fuerte que la propia tentación, pues lo había llevado en sus entrañas. Y si allí, lo hubiera despojado, la sombra de la muerte se lo habría llevado.
Errabunda, caminaba con él en los brazos y pedía limosnas para sobrevivir, para amamantar a su chiquillo pero no halló respuesta, nadie escuchó sus alaridos de dolor. Y siguió recorriendo calles y callejones en busca de una ayuda que nunca llegaría...


Si te ha gustado el principio de esta historia y quieres que continúe, sólo tienes que hacérmelo saber y la historia proseguirá. Incluso puedes adelantar aconteciminetos y decirme qué te gustaría que sucediera. Anímate y Participa.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Desde las sombras

Escucho voces que me susurran, mensajes que llegan a mi cabeza como eco ensordecedor, historias que necesitan ser contadas para que otros se sientan escuchados. Entonces escribo en cualquier parte y grito al cielo, a modo de denuncia, lo que mi voz en bajito pronuncia.
A veces, esas voces no me dejan dormir, me desvelan y me atormentan. Piden mi ayuda para que las atrape, las plasme y se introduzcan en otras mentes que, al verse reflejadas, no duden en reconocerse.
No todos pueden oírlas; en lo más adentro hay que sentirlas y tener un sexto dominio que sea capaz de admitirlas.
Sólo unos pocos tienen esa virtud, mentes privilegiadas con ese don especial que te nace, que no se hace. Mentes que poseen el bien de atraer con la palabra, de seducir, de deleitar... Mentes prodigio que intuyen, desde lo hondo, cómo mimarla, cuidarla y cultivarla.
Los enamorados de este arte fascinante que no alcanzamos a imitar a esas célebres estrellas, intentamos, desde la humildad, producir las nuestras.
Desde la sombra, me siento capaz de expresar; me hierve un deseo impulsor que me incita a escribir, que me anima a mostrar, el lugar exacto, donde mi corazón y mi alma, se llegan a encontrar.

sábado, 6 de febrero de 2010

LLUEVE, un ángel llora


El cielo amanece gris,
Envuelto con manto agreste
y la nubes cubren de negro
la gran bóveda celeste.

Llueve, y en el cristal...
Gotas de agua helada,
¿Son, niña, lágrimas
de tu mirada?

Si en tus labios
No hay palabras
Ni en tu ojos
veo luz...

Quien me dice
Bella aurora,
que tu alma no murió
quien me niega
ángel que llora
cómo tu corazón latió

Niña de rostro dulce
y sonrisa angelical
si tu espíritu no sufre
No tienes por qué llorar


martes, 2 de febrero de 2010

Y qué me dices de la distancia

Vivíamos en la misma calle, jugábamos a los mismos juegos, nos reuníamos siempre para contarnos secretos y para tomar la merendilla de cada tarde. Nunca nos faltó nada, nos hacía feliz cuanto teníamos y sabíamos sonreír en tiempos difíciles.

Crecimos en el mismo barrio, tuvimos los mismos amigos y compartimos tantas aficiones que lejos de separarnos, nos unieron aún más.

Nos hicimos jóvenes y cada uno tuvo que elegir destino; pero tristemente, destinos diferentes. Tú tomaste un tren rumbo a Madrid y yo, yo decidí quedarme porque mi vida estaba aquí, donde nací, o quizás porque no tuve valor para volver a nacer.

La distancia nos echó un pulso... y quiso proclamarse vencedora, pero nuestro lazo fue más fuerte y pudo con ella, porque indudablemente, es el lazo el que logra derribar hasta la barrera más infranqueable.

No estás aquí presente pero no hay obstáculo que me impida recordarte, revivir los momentos de infancia, de juventud... añorarte, reclamarte y rescatar aquello que dejaste.

No ha pasado el tiempo amigo, primo, hermano; ten la certeza de que no ha pasado y jamás olvides que yo, ahora y siempre, te estaré esperando.

Curioso, "pero tan lejos en la distancia y tan cerca en el corazón..." asi es como te siento yo.

miércoles, 27 de enero de 2010

En Nuestro Aniversario...

"El mar, la mar, sólo la mar..."

Escucho este suave golpeteo de las olas en mis pies y la arena recubre todo mi cuerpo. Siento un pequeño escalofrío cuando me revuelves el pelo y lentamente lo acaricias, es...como estar flotando en una nube de algodón.

Miro el paisaje gris que nos envuelve. La gente pasea por los alrededores de este inmenso lago azul. Se oye el sonido de una sirena, que descansa frágil a los pies de la marea.
Miro el horizonte y puedo vislumbrar algún pequeño velero que se mueve con el leve soplo del viento.

Es 8 de Septiembre y sentada aquí a tu lado, entiendo por qué la vida te cruzó en mi camino; porque necesitaba tu luz para que me guiase en el mismo. Entonces te miro, veo ese corazón bueno que hay dentro de ti y me siento especial.

Pensativa, recuerdo momentos felices a tu lado y una sonrisa se dibuja en mi rostro. Vuelvo a la realidad y el tiempo sigue su curso, no puede detenerse ni si quiera por un momento, ni siquiera para mirarte... y sin percatarme, ha subido la marea y poco a poco nos alcanza.

Te entretienes jugando con la arena, eres como un niño que construye su propio castillo y es tan alto y tan grande que sólo es derrotado por las feroces voces del mar.

Mojarme no quiero, ni que el mar me acoja entre sus brazos, sólo quiero estar aquí, entre estas pequeñas dunas de arena, mirándote fijamente, observando cómo haces y deshaces a tu antojo caminos de blanca perla, caminos que eleva el viento.

Yo escucho ese sonido y mientras, describo este paisaje para que no quede en el olvido. Sólo hay tierra y mar, paz y tranquilidad. Es un ambiente de sosiego, de luz, de alma... es algo que sólo se puede sentir.

Te abrazo y me robas un beso en orillas marinas de Foz do Arelho. No hay palabras para describir tanto sentimiento, ni aquellas más especiales podrían ni tan si quiera hacerlo. Guardaremos este momento, congelado ya en el tiempo, un momento eterno que vivirá por siempre dentro de nuestros recuerdos.

lunes, 25 de enero de 2010

A MI MADRE

Sin miedo a nada, te has enfrentado a la vida como valiente luchadora. Con coraza de acero pero de corazón tierno.

Tienes carácter fuerte y sabes dominar cualquier situación aunque a veces te derrumbes. Nos haces sentir que no abandonas, que no te rindes y logras siempre tus propósitos.

Me gusta mirarte porque veo en ti, una fuerza interior brutal; una fuerza que derriba cualquier barrera. En tu corazón hay un alma divina. Tienes un don especial, tienes un don de mujer.

Fuiste niña pero sin tiempo para jugar y suplías esta falta con el cariño de tu entorno. Fuiste madre, sin tiempo para mujer, pero te compensaba desvivirte por tus pequeños.
Fuiste esposa compartiendo con tu marido, las arduas labores del campo, y como una verdadera heroína salvabas tres espacios al mismo tiempo. Y quienes lo han compartido contigo pueden dar fe de tu esfuerzo, de tu lucha, de tu dedicación...

Ahora eres esposa y madre a la vez pero aún te sobra tiempo para ser mujer, para ser tú, para disfrutar, salir... y para tantas otras cosas de las que el caprichoso destino te privó. Por todo ello, ahora es la vida misma quien te premia, para que lo aproveches, por que te lo mereces.

Podría decirte muchas cosas, lo que no está escrito si hiciera falta, pero me quedo sólo con estas letras: me siento tremendamente orgullosa de tenerte como madre y te doy las gracias por todo lo que por nosotros, has hecho.

Para nosotros eres grande, inmensamente grande, y te queremos con tus defectos y tus virtudes.

“No olvides que eres uno de los pilares fundamentales que sustentan nuestra familia”.

jueves, 21 de enero de 2010

SOLIDARIDAD CON HAITÍ

"Huir tan sólo quiero huir, huir del horror..."

No puedo quedarme aquí, no hay agua ni comida, ni nada que me ate a esta isla en la que todo lo perdí. Tengo frío y siento miedo, no quiero que la tierra vuelva a temblar. ¡No quiero que vuelva a pasar!... ¡Es horrible! El episodio se repite en mi cabeza a cada momento, oigo que la gente grita, los niños lloran, todos corren despavoridos y en el suelo hay miles de cuerpos sin vida. Huele a podredumbre y hay escombros por todos lados. La situación es devastadora. No puedo detenerme y aligero el paso hasta que me decido a correr. Me dirijo hacia el puerto y allí estaré hasta pueda coger un barco y salir, salir de esta pesadilla que me acompañará cada día. He tenido suerte y la tierra no me ha tragado esta vez pero no quiero quedarme por si vuelve y mi lleva. Hoy me considero una superviviente pero no sé, si en la siguiente, podré contarlo.
-SOLIDARIDAD CON HAITÍ Y UN MINUTO DE SILENCIO POR TODAS LAS VÍCTIMAS-